Notas sobre La Especificidad del Sitio en las prácticas artísticas locales. Ensayo de Nicolás Consuegra.

Sobre la empatía respecto del texto y el proyecto de investigación

Durante estos años en los que hemos realizado diversas activaciones y acciones culturales bajo diversos formatos en Cancún, el ejercicio nos ha beneficiado mayormente en un proceso de aprendizaje mucho más cercano al análisis de la experiencia, que el resultado mismo del programa o propuesta cultural. Nos revela en otros sentidos qué como artistas, gestores e investigadores, el desarrollo de estas actividades y la vivencia de estas experiencias, puedan ser la parte más importante de nuestro proyecto.

En el ensayo de Nicolás Consuegra, el espacio se define como un elemento crucial no solo de la practica artística, más allá del lugar en donde se lleva a cabo la obra, se ejecuta, se desarrolla, el espacio es determinante para el entendimiento, para la lectura y percepción de una propuesta artística. Para fundamentar esta idea, encuentro la mención que el autor hace sobre un Coloquio de arte no objetual y arte urbano organizado por el Museo de Arte Moderno de Medellin en 1981 en el que participaron artistas mexicanos como Felipe Ehrenberg y el académico de la UAM experto en cultura urbana Nestor García Canclini, y en el cual la experiencia social y el uso del espacio como parte de la producción artística fue un tema toral del encuentro.

De esta mención Consuegra salta a la historia del Museo de Arte Moderno de Bogotá, el cual tuvo una sede temporal dentro de la Universidad Nacional de Colombia. En este caso, el espacio como un generador de pensamiento dentro del recinto universitario, funciona como una herramienta educativa. La obra, en este caso el espacio museístico, inserto en un contexto y temporalidad, amplia sus significados ideológicos, impactando a una comunidad en la conformación de su identidad.

Este ejemplo muy específico, sumamente local e incluso llevado a cabo en un lapso de tiempo muy corto, menos de seis años, otorga un paralelismo con el proyecto de investigación de la Maestría en Artes, en el cual el uso y asignación de prácticas, programas y acciones culturales, en espacios previamente designados, o bien adaptados para el momento, incluso esporádicos e improvisados en diversas zonas de la ciudad de Cancún, son un componente fundamental como ejercicio de investigación y desarrollo de procesos artísticos.