NFTs Art

NFTs (Non -Fungible Tokens), son la versión digital de los sellos, el arte o cualquier otro producto tangible o intangible al que una serie de usuarios acaban confiriendo un valor.

Los puedes comprar con criptomonedas, como bitcoin, la cual la podemos entender como una “moneda digital”, pero más bien es una representación de valor, como el papel moneda.

Pero ¿cómo las criptomonedas obtuvieron su valor?. Para eso tenemos que hablar un poco de los metales preciosos, los cuales cumplen con casí las mismas características del oro, pero el oro tiene más compradores. Cuando el número de compradores aumenta, el precio sube, y viceversa. No hay nada único o especial en el oro salvo por el hecho de que la suficiente gente cree en esa historia y compra oro.

Es la misma reflexión que otros economistas y analistas han hecho en el pasado. Yuval Noah Harari en su libro Sapiens: de animales a dioses, explica cómo el valor de la plata y el oro es puramente cultural. Asignamos valor al oro porque muchas otras personas (la mayoría de la población de nuestro mundo) lo hace.

Los NFTs son activos digitales que básicamente son una extensión de esa misma idea. Antes conferimos valor a bienes tangibles que podíamos tocar y ver (oro, sellos, obras de arte), y ahora lo hacemos cada vez más a bienes intangibles que sobre todo vemos, pero probablemente no podemos tocar.

Las criptodivisas son una aproximación a ese principio, pero los NFTs van un poco más allá y aplican ese concepto de reserva de valor a esos objetos más orientados al coleccionismo. No tiene que ser solo arte, puede venir de cualquier persona y estos puede ser todo lo que sea digital, desde un tweet, un gif, un meme, etc. Estos archivos digitales, están grabados con datos que los hace únicos y el NFT es el certificado de autenticidad de dicha pieza.

Pensemos en una obra de arte, un Warhol, podemos verlo en un museo, comprar un libro, una postal, hasta podemos encontrar servilletas con su obra, pero sabemos que no es nuestra, solamente son réplicas, la original solo es una y tiene su certificado de autenticidad. Así es con el arte digital, uno puede comprar un avatar de un gato y el NFT es el certificado de autenticidad.  Claro nunca podremos tener físicamente el producto, es altamente replicable, pero el mundo sabrá que solo es tuyo

 

NFTs reúnen varias características:

  • Extrañamente únicos: estos activos tienen muchas analogías con las obras de arte, de las cuales puede haber copias (es aún más fácil hacer copias de obras digitales), pero aquí el propietario puede certificar que es el propietario único y real de la obra original, aunque esta pueda compartirse fácilmente en internet (y lo hace). Es una situación curiosa y un giro al valor que concedemos a las obras de arte físicas y a las digitales.
  • No interoperables: no puedes usar un avatar/tarjeta de Cryptokitties en otros juegos similares como CryptoPunk.
  • Indivisibles: a diferencia de las criptodivisas, los NFT no se pueden dividir en partes más pequeñas, y tienen un valor completo como entidad o token completo, sin más. No puedes tener 1/1000 de un criptogatito.
  • Indestructibles: los datos de un NFT se almacenan en la cadena de bloques a través de un contrato inteligente (Smart Contract), lo que hace que no se puedan destruir, eliminar o replicar.
  • Propiedad absoluta: a diferencia de la música o el cine, si compras uno de estos bienes su propiedad es absolutamente tuya. No compras una licencia para ver la película o escuchar la canción, sino que ese bien intangible es completamente tuyo.
  • Verificable: la cadena de bloques hace posible verificar algo que es bastante más complejo demostrar o certificar con temas como el coleccionismo de arte o sellos, por ejemplo: la cadena de bloques mantiene un historial de quién ha comprado o vendido un NFT y quién es su actual propietario (absoluto), incluyendo el creador original a quien se compró ese activo digital en primer lugar.
  • NFT empiezan a tener también apoyos incluso en segmentos muy tradicionales, como ha demostrado la nueva subasta organizada por la casa de subastas Christie’s.
  • Esta casa subastará una obra de arte digitalllamada “Everydays: The First 5000 Days” creada por un célebre artista llamado Mike Winkelmann, que es mucho más conocido por su alias, Beeple.
  • Beeple, que ha ganado millones con sus obras, se ha convertido ahora en el máximo exponente de esa teórica revolución que el arte y el coleccionismo podrían vivir con los NFTs.

No hay duda que los NFTs nos traen muchos beneficios, el más importante el de autentificar una obra y tener la propiedad absoluta de la misma. Se están convirtiendo en un proceso importante para el mundo, tanto así que se esta poniendo en la mesa de discución si se puede aplicar a documentos como el pasaporte, los contratos y hasta los bienes raíces.

Pero como en el mundo digital casi todo es válido, a mi parecer se esta perdiendo un punto importate… ¿Qué es arte?, porque todos hablar de NFTs Art, pero podríamos pensar que ¿un meme viral es arte? o ¿un avatar digital tiene un costo similar a un Picasso?, estos movimienos económicos y sociales  me me trae más preguntas sobre el comportamiento de la sociedad y sobre el valor del arte.